Lakers suda más de la cuenta para doblegar a los Warriors (121-124)

Viernes, 26 de Marzo de 2010

Kobe Bryant Golden State WarriosTras la batalla de Phoenix se antojaba un choque fácil ante Golden State Warriors, a pesar de jugarse fuera del Staples Center, pero el equipo de Oakland, fuera de poner las cosas fáciles, tuvieron en un arreón final a los angelinos contra las cuerdas, y pudiendo haber enviado el partido a la prórroga, Stephen Curry y Monta Ellis erraban sendos triples finales, dando a Lakers así una victoria más trabajada de lo que a priori se esperaba.
 
Golden State comenzó más despierto el encuentro, y las primeras ventajas fueron suyas a pesar de que no se iban por encima de los 4 puntos, en un igualado primer cuarto que presentaba un empate a 23 a falta de 4 minutos para el final. A partir una auténtica guerra de canastas hizo demostrar sobre el parquet quien era el mejor equipo, y en tan solo 4 minutos Lakers ponía un parcial de 16-9 que ponía el marcador en 39-32 al final de los primeros 12 minutos, un tiempo donde habían brillado Ron Artest, Pau Gasol y Kobe Bryant por parte de los angelinos, y Corey Maggette, Chris Hunter y Anthony Tolliver por parte de los de Oakland, todos ellos con 8 o 9 puntos en su haber. el segundo periodo estuvo con Lakers dedicándose a conservar la ventana sin dejar que los locales recortaran en exceso, quienes iban siempre por detrás hasta faltar 3:36 para el descanso donde en el marcador se reflejaba un 54-57, momento que Golden State aprovechó para dar la vuelta al choque, y con un parcial de 9-0 donde CJ Watson con 7 puntos tuvo mucho que ver, lograban ponerse delante, para llegar a la mitad de partido con 65-59. Tras el parón, en los 2 primeros minutos, Warrios consiguió irse por 9 puntos, 72-63, pero Lakers quería devolver la pelota de lo que los locales habían hecho en el segundo periodo, así pues, con un parcial de 2-16 conseguían darle la vuelta al encuentro y ponerse 74-79 a 5:42 para el final del cuarto. Golden State entonces quiso volver a reaccionar con un Stephen Curry con 12 puntos muy activo, y conseguían ponerse a 2 puntos a falta de 3 minutos para acabar el cuarto, no obstante un nuevo tirón de Lakers ponía las cosas en su sitio, y al final de los terceros 12 minutos el marcador mostraba un 87-94 favorable a los visitantes en un cuarto espectacular para los de Los Angeles donde había brillado el tridente formado por Derek Fisher con 9 puntos además de Pau Gasol y Kobe Bryant con 8 tantos cada uno. Los últimos 12 minutos empezando con Lakers yéndose hasta los 2 dígitos de ventaja (90-100) con tan solo 2 minutos jugados, pero una vez más, los Warrios de la mano de Stephen Curry lograban un parcial de 10-1 que ponía el partido en un pañuelo (100-101) a falta de 7:40 para terminar. De nuevo los angelinos sacaron a relucir su experiencia, y devolvían el parcial, esta vez de 3-10 gracias a un Kobe Bryant entregado para lograr una cómoda ventaja de 8 puntos (103-111) a 4:51 para acabar. Lakers siguió estirando la ventaja, y esta se fue hasta los 11 puntos, algo que aguantaron hasta que restaron 2 minutos para el final, donde vencían por 110-121 dando casi el partido por concluido, pero como dice el dicho, hasta el rabo todo es toro, y más con unos anotadores Warriors, que tuvieron todavía tiempo para poner un parcial de 9-0 a su favor y a falta de 23 segundos y gracias a un triple de Monta Ellis lograr que el luminoso reflejara un 119-121 que hacía minuto y medio nadie esperaba. Lakers atacaba, y restando 13 segundo Shannon Brown recibía una falta personal convirtiendo los 2 tiros libres (119-123). Nuevamente Monta Ellis en una rápida acción volvía a poner a su equipo a 2 puntos, 121-123, con la posesión de nuevo para los angelinos a falta de 10 segundos. Esta vez era Kobe Bryant quien recibía el balón y la falta a 8 segundos del final, y en la línea de personal solamente conseguía anotar el segundo de sus lanzamientos, dando la posibilidad a los locales de enviar el partido a la prórroga, ya que el partido estaba 121-124. En esos 8 segundos Don Nelson hilvanó una jugada que dejó en un cómodo y solitario lanzamiento final a su mejor tirador, Stephen Curry, que a pesar de su 5-8 en triples en ese momento, fallaba su tiro a 4 segundos de acabar, un tiempo que fue suficiente para que Monta Ellis reboteara y rápidamente se dirigiera a la línea de tres puntos de nuevo, para esta vez si, lanzar el tiro final, en una posición incómoda tras un giro de 180 grados, pero con una gran incertidumbre, dado que el balón golpeaba hasta 3 veces en el aro, con la buena suerte para Lakers de que éste finalmente no entraría y la victoria se iría para Los Angeles.
 
En Lakers la dupla All Star brilló con luz propia, y así Kobe Bryant se erigió como el máximo anotador de su equipo con 29 puntos, aunque eso si, 9 pérdidas de balón, y Pau Gasol por su parte lograba 26 puntos y 9 rebotes en un gran partido para el español. Además de ellos, Andrew Bynum también tuvo una gran noche con un doble doble para su cuenta particular, fruto de 19 puntos y 14 rebotes, aunque hay que nombrar también las 8 pérdidas de balón que tuvo y los 3 tapones que puso. Desde el banco, Lamar Odom contribuyó al destrozo del juego interior rival con un nuevo doble doble de 17 puntos y 12 rebotes. El último en llegar a la decena fue Ron Artest, con 12 puntos a los que acompañó con 6 rebotes y 5 asistencias. Por otro lado Derek Fisher con un gran tercer cuarto finalizó con 9 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, una anotación que compartió con el suplente Shannon Brown que acabó con 9 puntos y 5 rebotes desde el banquillo.
 
En los Warriors el rookie Stephen Curry fue el mejor de su equipo con 29 puntos, 9 asistencias y 5 rebotes además de un espectacular 11 de 19 en tiro, y estuvo bien acompañado por Chris Hunter con 22 puntos y 7 rebotes y  Corey Maggette con 18 puntos que fueron sus mejores aliados. Monta Ellis acosado en defensa por Kobe Bryant, tuvo unos malos porcentajes de tiro (5 de 23) que le permitieron tan solo anotar 13 puntos aunque acabó con un doble doble ya que repartió 11 asistencias además de robar también 5 balones. Anthony Tolliver, muy inspirado en el primer cuarto, finalizó con 14 puntos, y desde el banquillo Devean George firmó una estadística de 13 puntos y CJ Watson aportó 9 puntos, todos importantes aunque insuficientes para la victoria final.
 
Como dijo Kobe Bryant al final del partido, solo importaba la victoria, no importaba el como ni la ventaja, dado que ningún equipo de play-offs se asemeja a Golden State Warriors. Eso si, para los Lakers fue un partido incómodo, dado que batieron su record de pérdidas de balón de la temporada con 24, lo que le permitió 29 puntos para los Warriors que se mantuvieron así a flote, dado que en el rebote Lakers fue el claro dominador con 56-25 a favor. Tras la victoria, la tercera consecutiva, el objetivo es seguir ampliando la racha, y el próximo rival está nuevamente en California, dado que hay que visitar a unos Sacramento Kings a los que a priori hay que ganar igualmente.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Lakes toma el pulso a la liga en un partido muy físico (96-102)

Lunes, 22 de Marzo de 2010

Kobe Bryant vs Jason RichardsonDe nuevo Lakers consigue una victoria de importancia en la NBA, y en su visita a la casa de los Phoenix Suns, logró sacar adelante un partido a cara de perro y muy duro, donde hubo labios partidos como el de Grant Hill, caras hinchadas como la de Louis Admundson tras los goles, expulsiones de entrenadores como la de un Alvin Gentry histérico pidiendo una falta flagrande, y donde sobretodo en la igualdad de los minutos finales, Lakers consiguió sacar un juego colectivo ante lo que nada pudieron hacer los jugadores del equipo de Arizona, consiguiendo así el equipo capitalino la segunda victoria consecutiva, y esta vez ante un rival de entidad y fuera del Staples Center, tomando el pulso a la liga y aumentando la credibilidad que se había perdido en los últimos partidos.
 
El partido comenzó igualado, y en los primeros 7 minutos, ningún equipo se decidía a dominar, con ventajas que no subían de los 4 puntos, estando el marcador en igualdad a 18 puntos en esos momentos, momento que ya si, aprovechó definitivamente Amare Stoudamire para dar el primer arreón del encuentro, con un parcial de 8-0 que ponía un 26-18 a falta de 2 minutos, en un primer cuarto para enmarcar del pivot de los Suns, que veía como su haber se reflejaban 17 puntos en tan solo 10 minutos, comiendose al juego interior de los californianos a pesar de los 8 puntos de Andrew Bynum. En los 2 minutos restantes Lakers no consiguió recortar, y el periodo acabó 31-24 a favor de los locales. En los primeros compases del segundo cuarto, los angelinos conseguían recortar a 2 puntos la ventaja, pero de nuevo Phoenix estiraba el marcador y ponía un 37-29 a 9 minutos del descanso. A partir de ahí como si de una hormiga se tratara, Lakers empezó a trabajar en busca de recortar las diferencias, y en tan solo 5 minutos ya se habían situado a 1 punto (42-41), consiguiendo dar la vuelta al marcador por fin (46-47) a 2 minutos para la mitad del choque, en lo que eran los inicios de un parcial de 0-10 con el que se llegaba al descanso con unos californianos que conseguían las primeras ventajas a favor de importancia (46-53), guiados por un juego colectivo donde Ron Artest destacó con 7 puntos. En el tercer periodo, con poco más de 2 minutos jugados, Lakers llevaba su ventaja a los dobles dígitos, 50-60 siendo el dominador del partido, logrando una máxima ventaja de 15 puntos a favor, 54-69, a mitad de cuarto, aguantando la diferencia (62-75) hasta que quedaron 3 minutos para el final de los terceros 12 minutos, tiempo que aprovechó Phoenix para devolver la igualdad, gracias a un parcial de 11-0 que ponía la ventaja en 2 puntos tan solo para los visitantes, para con una última canasta angelina acabar el periodo 73-77, unos 12 minutos donde destacó la labor de equipo en ambos conjuntos. El cuarto final comenzó con Phoenix más activo, y en 3 minutos había conseguido dar la vuelta al marcador (82-81) con un Louis Admundson extra motivado con 6 puntos, pero Lakers sacaba ahí su casta de campeón, y endosaba un parcial de 1-12 gracias a un juego colectivo con Kobe Bryant destacando sobre el resto con 8 puntos en el cuarto que casi condenaba a los Suns a la derrota a falta de 5 minutos, dado que la diferencia se elevaba a los 10, 83-93, y el entrenador local Alvin Gentry era en esos momentos expulsado del encuentro. No obstante Phoenix lo intentó, y con 1:28 por disputar, se conseguían colocar a 4 puntos, 96-100, incluso teniendo 2 ocasiones más para recortar la diferencia, pero al final los locales no pudieron y gracias a una buena defensa final, Lakers se llevó el gato al agua y daba una victoria de crédito por 96-102 al equipo angelino.
 
En Lakers todo el quinteto titular llegó a los dobles dígitos de anotación, pero por su completo partido y por ser el máximo anotador de todos, destacó Kobe Bryant, firmando una estadística con un doble doble y casi triple doble gracias a sus 21 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias, aunque también hay que decir que tuvo 7 pérdidas de balón. Andrew Bynum con unos mejores momentos iniciales se fue a los 18 puntos y 9 rebotes, siendo otro de los destacados de su equipo. El resto de titulares, Derek Fisher, Ron Artest y Pau Gasol, acabaron con 15 puntos todos ellos, adornando el español sus números acompañando a sus puntos 8 rebotes y 4 tapones. Esta vez el banquillo no estuvo tan activo, aunque tampoco fue necesario, pero destaca la buena actuacion de Shannon Brown con 9 puntos.
 
Por parte de los Suns brilló una vez más Amare Stoudemire con un primer cuarto demoledor y un gran choque en conjunto, que acabó con un doble doble de auténtica estrella obra de sus 29 puntos y 16 rebotes. Jason Richardson por su parte se fue a los 16 puntos y 5 rebotes, y el canadiense Steve Nash que nutrió de muchos balones al pivot de su equipo, acabó con 14 puntos y 8 asistencias. A pesar de que le partieran el labio, Grant Hill llegó hasta los 13 puntos, y desde el banquillo el luchador Louis Admundson que dijo acabar el partido como si hubiera sido un combate de boxeo, firmó un doble doble de 11 puntos y 10 rebotes, además de 4 tapones, sujetando en muchos tramos del partido a su equipo gracias a su intensidad que no obstante fue insuficiente al final del encuentro.
 
Así pues Lakers encadena su segunda victoria, y esta vez lo hace con una victoria de mérito, ante un rival de entidad, en casa ajena, y sin la necesidad de anotar un lanzamiento final que de con el triunfo. Ahora solo queda mirar al futuro con buena cara, y los partidos venideros, a pesar de ser muchos de ellos fuera de casa, son propicios para alargar la racha de triunfos, y cargar las pilas del equipo de cara a play-offs. El próximo destino, Oakland, para enfrentarse a Golden State Warriors.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Kobe Bryant vuelve a ganar en los últimos segundos (109-107)

Viernes, 19 de Marzo de 2010

Kobe Bryant tiro final Toronto RaptorsTras una desastrosa mini gira con 3 derrotas de 3 partidos, Los Angeles Lakers volvían al Staples Center a enfrentarse a un equipo bien construido aunque no de primer nivel como son los Toronto Raptors. Todo el mundo esperaba la victoria con comodidad, pero el partido se apretó más de la cuenta, y una vez más, en los segundo finales, la enésima canasta de Kobe Bryant casi sobre la bocina, daba una victoria para Lakers cortando de esta forma de raiz la mala racha que se llevaba.
 
Lakers empezó el choque dormido, y los fantasmas de la derrota aparecieron en los primeros 3 minutos, cuando Raptors dominaba por 2-8, pero las cosas pronto llegarían a su cauce, y un minuto más tarde ya se reflejaba el empate en el marcador, una igualdad que reinaría hasta quedar 2 minutos del periodo, cuando había un 20-20 en el luminoso, momento que aprovecharon los angelinos para poner una marcha más, comandados sobretodo por Pau Gasol que acabó con 11 puntos el cuarto y dejar un 29-24 al final de los primeros 12 minutos a pesar de los esfuerzos de DeMar DeRozan con 9 puntos. En el segundo periodo Lakers comenzó manteniendo su ventaja, pero a falta de 5:40 para el descanso, Toronto había conseguido dar la vuelta y se ponía 39-40 por delante, aunque Lakers se pondría arriba (45-44) a falta de 3:14, momento que entró la pájara en el bando californiano, algo que aprovechó el italiano Andrea Bargnani para con 13 puntos en estos segundos 12 minutos, comandar un parcial final de 5-14 para su equipo, llegando al descanso con un electrónico que reflejaba un temeroso 50-58 a favor de los visitantes. Tras el parón los Raptors conseguían mantener en los primeros minutos las distancias, pero como una hormiguita, poco a poco Lakers restaba punto a punto la diferencia, que a falta de 6:14 ya estaba en 2 puntos (67-69), gracias a la dupla Andrew BynumKobe Bryant que conseguía salvo 2 puntos el resto de su equipo en este tercer cuarto, sobresaliendo sobretodo el pivot con 9 de sus 11 puntos en este periodo, no obstante Toronto no se amedrentó por la distancia recortada, y de la mano de Jarrett Jack con 13 puntos y Chris Bosh con 8, devolvían la diferencia a 6 puntos (71-77) a falta de poco más de 3 minutos para llegar a los últimos 12 minutos, una diferencia que ya no se daría la vuelta aunque se quedaría en solo 3 puntos al final del cuarto, 81-84. El periodo final empezaría con unos Lakers entonados que daban la vuelta al marcador (87-86), pero de nuevo los Raptors volvían a comandar el partido (87-92) hasta que a falta de 6 minutos comenzaba un partido nuevo, gracias al empate a 96 existente. Lakers estaba más acertado, y cerraba un parcial de 9-0 a favor poniendo en el marcador un 100-96 a su favor, que a pesar de todo volvería a ser recortado por Toronto, que empataba a 100 a 4:11 para el final. Kobe Bryant entonces, que una vez más fue el mejor de los suyos en los minutos finales con 14 puntos, convertía 4 seguidos, para dar una ventaja a su equipo que se conservaría hasta 30 segundos del final, cuando en el marcador se veía un 106-102 para los locales. José Manuel Calderón a falta de 27 segundos convertía un rápido lanzamiento, y Lamar Odom por su parte, recibía una personal y solamente convertía un tiro libre, y su séptimo punto en el periodo a falta de 19 segundos, con el electrónico con 107-104 para Lakers. El balón era de Toronto que con tranquilidad buscaba la mejor opción, la cual encontró a falta de 9 segundos, cuando Chris Bosh recibía desde la frontal y convertía un triple que llevaba el partido a la igualdad total, con empate a 107. Pero la Mamba Negra tenía ganas de picar, y es que había errado el último lanzamiento en las 2 últimas ocasiones con posibilidad de ganar el partido con el tiro final, y esta vez no falló. Kobe Bryant recibía el balón, y con una defensa pegajosa de Antoine Wright y la ayuda defensiva de Andrea Bargnani, se levantaba desde el lateral a falta de 2 segundos convirtiendo un nuevo tiro ganador para su estadística personal (ver video), dando por imposible la sorpresa de Toronto que sin tiempos muertos y con el tiempo casi cumplido lanzaba un tiro imposible que ya no entraba a canasta, devolviendo a Lakers a la senda buena, la senda de la victoria.
 
De nuevo Kobe Bryant era el mejor de su equipo y el héroe del partido, con unos números fabulosos de 32 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias, y más de un 50% de acierto en tiro, aunque esta vez estuvo mejor acompañado que en otras ocasiones, por su juego interior, ya que fueron los únicos en llegar a los dobles dígitos, en primer lugar Andrew Bynum con 22 puntos y 6 rebotes, seguido del español Pau Gasol con 17 puntos y 9 rebotes y del suplente Lamar Odom con 10 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias, muchos de ellos en el último y definitivo cuarto. Del resto de equipo, Ron Artest apoyó con 9 puntos, 5 asistencias, 4 rebotes y 3 robos de balón, y Derek Fisher lo hizo con 7 puntos, echando en falta algo más de colaboración desde la suplencia.
 
En Toronto la dupla titular interior fue la que brilló, siendo Chris Bosh el máximo anotador con 22 puntos además de 7 reboets, y bien acompañado por el italiano Andrea Bargnani con 21 puntos y 8 rebotes, aunque ambos tuvieron casi más juego fuera de la zona que dentro de ella. Jarrett Jack que brilló en el tercer periodo finalizó con unos completos 18 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias. Por último, DeMar DeRozan, desaparecido desde el primer cuarto, sumó 11 puntos a su equipo, y José Manuel Calderón desde el banquilló ayudó con 10 puntos y 5 asistencias además de canastas de mucho mérito, siendo los 2 últimos hombres en llegar a la decena. Del resto Amir Johnson desde el banco no lo hizo mal con 9 puntos y 7 rebotes, un acierto que no tuvo el turco Hedo Turkoglu que volvía tras haberse perdido el último encuentro y hacía unos números para olvidar, estando desaparecido durante todo el encuentro.
 
Lakers de esta forma vuelve a una senda que nunca debió de dejar, la de las victorias, una victoria que se toma con muchas ganas tras los últimos 3 partidos para olvidar. No obstante, a pesar de la victoria Phil Jackson quiso destacar que 5 jugadores del equipo tienen problemas en sus manos para lanzar a canasta, algo que imposibilita jugar al 100%, al igual que Kobe Bryant no quiso tomar la victoria como positiva, dado que había costado un esfuerzo extra innecesario, además de que se necesitó la ayuda de todos, dado que hasta un espectador impidió salvar un balón a José Manuel Calderón en el minuto final que hubiera dado una posesión extra a Toronto. No obstante Lakers vuelve a ver la luz, y seguro que intentará expandir la racha, más aun viendo que los partidos venideros son factibles, exceptuando el siguiente fuera de casa contra Phoenix Suns, pero hay que ir a jugar contra Sacramento y Golden State a su casa que parecen presa fácil a pesar de estar en una nueva mini gira para volver al Staples Center y jugar contra Minnesota y Washington, pudiendo así coger una racha de 6 victorias consecutivas, siempre y cuando el partido próximo sea favorable a los angelinos.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Orlando sale victorioso de un partido con aires de guerra (96-94)

Jueves, 11 de Marzo de 2010

Ron Artest pelo OrlandoUna auténtica batalla es la que se vivió en el Amway Arena de Orlando, donde el equipo local, los Orlando Magic, reeditaban las finales del pasado año ante Los Angeles Lakers. Y la guerra estuvo en todo los sentidos, desde el inicio, donde Ron Artest lucía un atrevido peinado color amarillo con letras moradas que ponía en los idiomas hindú, hebreo y japonés la palabra defensa, hasta la segunda mitad, donde Kobe Bryant y Matt Barnes casi llegan a las manos después de 4 encontronazos y vaciles entre ambos en los 4 primeros minutos tras el descanso, o Pau Gasol y Dwight Howard en el último cuarto que también tuvieron 2 encontronazos, y finalmente Derek Fisher que soltó el brazo sin llegar a alcanzar nuevamente al villano Matt Barnes finalizando el partido tras una dura falta no pitada al de Orlando, que posteriormente se volvería en el héroe de su equipo con un triple en los últimos minutos, a pesar de que Lakers dispuso del último balón para enviar el encuentro a la prórroga, pero Kobe Bryant esta vez falló el tiro final.
 
La igualdad presidió los inicios del partido, con unos equipos que intercambiaban el liderato en el marcador durante los primeros 7 minutos con ventajas que nunca se iban por encima de los 3 puntos, pero los 5 últimos minutos fueron diferentes, y es que a pesar de los buenos 12 minutos de Kobe Bryant con 11 puntos manteniendo a su equipo en el partido, el alero de los Magic, Vince Carter, tiró más de su equipo, y gracias a sus espectaculares 15 puntos logró llevar la ventaja a los 10 puntos (31-21) a falta de 51 segundos, un cuarto que acabaría 31-24 para los Magic. El segundo periodo volvió a llevar a Orlando a la decena de ventaja, pero Lakers se puso manos a la obra, y con un buen Lamar Odom la ventaja se redujo a 4 puntos, 40-36, a falta de 6:30 para el descanso, algo que se mantendría hasta la mitad de partido, al que se llego con 52-48 para los de Florida. Tras el parón llegó la batalla entre Kobe Bryant y Matt Barnes hasta en 4 ocasiones, primero tras un intento de rebote después de un triple de Vince Carter, donde se encararon nada más empezar el tercer periodo, seguidamente tras un mate del de Orlando volvieron a buscarse y encararse, para más tarde Matt Barnes amagar con tirarle el balón a la cara al lider de Lakers y acabando con una dura falta del de los Magic a Kobe Bryant, todo ello en unos primeros 4 minutos donde no obstante las ventajas se mantuvieron, 61-57, y donde la Mamba Negra seguía acertada de cara al aro. No obstante, tras esos minutos, Orlando endosaba un doloroso parcial de 10-2 que ponía el marcador por encima de la decena, 71-59, a falta de 2:27 para dar por concluido el periodo, ventaja que se mantendría hasta el final del cuarto donde se llegaba con un 74-64 a favor de los locales. Los 12 minutos finales comenzaron con unos Lakers mentalizados que en poco más de 3 minutos ponían un parcial de 0-8 a su favor y en consecuencia el encuentro en un puño, 74-72, pero sin conseguir dar la vuelta al marcador, y siempre con los Magic por delante, no volviendo a repetir esa diferencia de puntos hasta a falta de 5 minutos cuando el electrónico reflejaba un 81-79. Lakers no podía dar el hachazo final culpa  sobretodo de un Dwight Howard que convertiría 8 puntos en el periodo definitivo, y a falta de 2:30 para la conclusión en el luminoso se veía un 87-85 para los de casa. Con 1:10 por disputarse, el villano de la noche, Matt Barnes, convertía un estratosférico triple que ponía una diferencia de 6 para su equipo, 93-87, que veía la victoria cerca, pero una vez más aparecería la magia de Kobe Bryant, autor de 18 puntos en el último cuarto, que con 5 arriba para Orlando a 42 segundos del final y en un ambiente tenso que casi llegó a ver a Derek Fisher impactar con su puño en la cara de Matt Barnes en el último minuto donde ambos vieron una falta doble, conseguía primeramente un triple con una defensa asfixiante del propio Matt Barnes, y seguidamente un canastón que se le daría en primera instancia como triple pero que tras revisión de los árbitros fue de dos puntos al pisar sobre la línea de tres puntos, para poner el marcador 95-94 con 12 segundos por jugar, dado que Jameer Nelson había anotado un tiro libre entre ambas canastas del angelino. Nuevamente Lakers hacía falta rápida, y esta vez era Vince Carter quien anotaba solamente un tiro libre, para una noche más, tener la posesión final Lakers, y quien sino, Kobe Bryant, que con 9 segundos por disputarse, subía el balón, y tras intentar driblar a su defensor Matt Barnes, a falta de 1 segundo se elevaba desde el cuello de la botella en busca del tiempo extra, con la mala suerte de que esta vez el balón se iría a la izquierda, siendo escupido por el aro, y reboteado por unos Orlando Magic que celebraban una victoria con sabor a play-offs y sobretodo a revancha del pasado año por la intensidad de los 48 minutos disputados.
 
En Lakers la estrella volvió a ser Kobe Bryant existiendo en los últimos partidos una Kobe dependencia que no acaba de gustar en el juego angelino. El lider de los californianos acabó con una estadística de 34 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias y 3 robos, con un último cuarto para enmarcar a falta de la canasta final que pudo llevar el partido a la prórroga. Esta vez si que encontró en Pau Gasol la ayuda que en los últimos partidos reclama, y es que el español acabó con un doble doble de 20 puntos y 11 rebotes, no amedrantándose ante el poderío en la zona de Orlando, aunque eso si, solamente 1 jugador más llegaría a la decena, Derek Fisher, que cerraría el choque con 11 puntos. El resto de equipo estuvo algo desaparecido, aunque desde el banquillo Lamar Odom sumó 8 puntos y 6 rebotes, números que también haría Ron Artest con su nuevo look, y por su parte Shannon Brown ayudó con 7 puntos. Por último Andrew Bynum se vió perjudicado por las faltas y no llegó a disputar ni 20 minutos, razón por la cual acabó con unos pobres 5 puntos y 6 rebotes, aunque eso si, 4 tapones.
 
Por parte de los Magic el lider anotador fue Vince Carter con 25 puntos y un excepcional porcentaje desde la línea de personal donde solo erró un tiro libre al final del choque, pero todos los titulares en este caso lograron los dobles dígitos de anotación, mostrando intensidad y participación, así Dwight Howard acabaría con su enésimo doble doble fruto de sus 15 puntos y 16 rebotes, Jameer Nelson rozó el triple doble con 15 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, Rashard Lewis realizaría 12 puntos además de 6 rebotes, y por último Matt Barnes finalizaría con 10 puntos y 6 rebotes, y un importantísimo triple en el tramo final del partido. El banquillo por su parte no estaría tan inspirado, aunque Michael Pietrus haría 7 puntos, y el polaco Marcin Gortat concluía con 6 puntos y 6 rebotes en un nuevo intenso partido por su parte.
 
Nuevamente dura derrota para Lakers, y van 3 seguidas, algo que hacía más de 2 años que no ocurría en el bando angelino, y que en particular Pau Gasol no había vivido todavía, aunque eso si, hay que decir en favor de Lakers que a pesar de los partidos perdidos, era una gira complicada donde podía ocurrir esto, y en 2 ocasiones, ante los equipos de Florida (Miami y Orlando) se ha estado a 1 paso de poder ganar, teniendo la posesión final en ambos partidos, con un balón que igual que no entró podría haber dado la victoria a los californianos. Ahora vuelta al Staples Center, donde con el público de su parte, tendrán que volver a subir la moral a costa de unos rocosos Toronto Raptors que seguro que no ponen las cosas fáciles.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Charlotte da a Michael Jordan la primera victoria desde que compró la franquicia (98-83)

Miércoles, 10 de Marzo de 2010

Stephen Jackson VS LakersUn día después de la dura derrota en Miami, Lakers visitaba Charlotte, un equipo que le tiene tomada la medida a los angelinos, y nuevamente volvió a demostrar esto, ante unos californianos que parecían arrastrar el cansancio del día anterior, los Bobcats lograron regalar la primera victoria a Michael Jordan desde que comprara la franquicia, y que mejor que ante un clásico al que el ex de los Búlls tenía tomada también la medida en su época como jugador de la NBA.
 
A pesar de haber jugado un largo partido hacía menos de 24 horas, Lakers empezó dominando la contienda, situandose 8-15 con algo más de 4 minutos jugados, pero a pesar de dominar durante gran parte del primer periodo liderados por Andrew Bynum con 8 puntos, los Bobcats tras un parcial de 8-0 lograron a falta de 3 minutos para el final del cuarto dar la vuelta al marcador y ponerse 22-21 a favor con unos buenos Stephen Jackson y Raymond Felton con 8 y 7 puntos respectivamente, aunque al final del mismo Lakers se iría por delante 23-26. En los segundos 12 minutos rapidamente los Bobcats quisieron llevar la delantera, y así con 4 minutos disputados el marcador reflejaba un 34-29 para los locales con un Stephen Jackson que seguía enchufado, una ventaja que no dejarían a pesar de los esfuerzos de Kobe Bryant en la segunda mitad del cuarto donde metió 9 puntos, aguantando hasta la mitad del partido al que se llegaría con un 49-43.  Tras el descanso, con actuación de ex luchador de la WWF Ric Flair incluida, Charlotte buscó ponerse fuera del alcance de Lakers con un inicio espectacular, gracias en parte a Gerald Wallace que provocaba un parcial de 12-1 a favor de su equipo a base sobretodo de triples que elevaba la diferencia hasta los 17, 61-44, haciendo una remontada imposible para unos cansados Lakers, que no obstante con la casta de Kobe Bryant lograban cerrar los terceros 12 minutos con un electrónico que reflejaba un 75-63. En los inicios del último cuarto, Lakers anotaba primero, pero Charlotte daba el golpe definitivo a Lakers en 2 minutos para volver a poner unas diferencias excesivas, 82-65. Los angelinos ya no conseguirían remontar a pesar de que Kobe Bryant aun dió en parte la cara con 7 puntos, e incluso la diferencia se iría hasta los 20 puntos (93-73) a falta de 3:33 para el final con un Dj Augustin que no dejaba de golpear el aro en el periodo final con 10 puntos en su haber, en un partido que maquilló el resultado en los minutos finales para dar el definitivo 98-83, en un encuentro que dejó de tener historia en los inicios del tercer cuarto, con unos Lakers impotentes por su cansado estado físico.
 
El único jugador de Lakers que dió la cara fue Kobe Bryant, que con 26 puntos y 5 rebotes se erigió una vez más como el mejor de su equipo. Tanto Andrew Bynum con 14 puntos y 10 rebotes como Pau Gasol con 11 puntos y 13 rebotes consiguieron un doble doble en el partido a todas luces insuficiente. El último hombre en llegar a la decena de tantos llegó desde el banquillo con un Jordan Farmar que conseguía 12 puntos para su equipo, acabando la colaboración de los reservas al equipo en Lamar Odom que finalizó con 8 puntos y 6 rebotes, faltando ayuda por todas partes para conseguir algo mejor de la visita a Charlotte.
 
En los Bobcats el lider anotador fue Stephen Jackson, que además de sus 21 puntos aportó 4 robos de balón en tareas defensivas, pero el artífice de la victoria fue Gerald Wallace con su gran aportación en el tercer periodo, en un choque que acabó con un nuevo doble doble de 17 puntos y 10 rebotes. Raymond Felton con un buen primer cuarto firmó 13 puntos, y desde el banquillo Tyrus Thomas con 12 puntos y 9 rebotes y Dj Augustin con 12 puntos y 5 asistencias con un gran último cuarto, consiguieron aguantar la ventaja local hasta el final del encuentro. Boris Diaw también hizo su silencioso trabajo completando con 7 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias su trabajo.
 
Lakers de esta forma suma su segunda derrota consecutiva antes del choque más duro de la mini gira en casa de Orlando Magic, el actual subcampeón que espera con ganas a unos Lakers que no pierden 3 partidos consecutivos desde que Pau Gasol es angelino. Además tras el partido Charlotte Bobcats se confirma como el matagigantes, dado que tanto con Lakers como con Cleveland, los 2 líderes de la NBA, tiene un record positivo, ganando 3 de los 4 partidos jugados a ambas franquicias. Además con esto consigue derrotar en 7 de los 9 últimos partidos entre Lakers y Bobcats, siendo una de las dos franquicias que tienen record positivo de victorias y derrotas contra la franquicia angelina, 7-5 por parte de Charlotte por 152-120 por parte de Boston a lo largo de todos los tiempos.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Miami puede con Lakers en la prórroga pese al partidazo de Kobe (114-111)

Martes, 9 de Marzo de 2010

Dwyane Wade and Kobe BryantEmpezaba la mini gira de Lakers por la costa este ante duros rivales, y nada más empezar se recibió la primera derrota contra Miami Heat, en un partido igualado, donde a pesar de un gran partido de Kobe Bryant con casi 40 puntos, los de Florida supieron llevar el partido a la prórroga para doblegar en el tiempo extra a los californianos.
 
Los primeros 12 minutos fueron de contacto, y es que ningún equipo se fue por encima de los 3 puntos de diferencia, para acabar con 26-27 favorable a Lakers, donde Kobe Bryant con 8 puntos y Derek Fisher con 7 fueron los mejores, por Dwyane Wade con 10 puntos y Quentin Richardson con 8 que eran los más destacados en los Heat. El segundo cuarto seguiría con la misma tónica, y la máxima diferencia sería de 4 puntos a favor de Lakers (36-40) cuando restaban 3 minutos y medio para el descanso, conservando no obstante la delantera hasta la mitad del partido al que se llegaría con 44-47 para los angelinos donde Andrew Bynum sobresalía con 8 puntos en el cuarto. Tras el parón la iguadad continuó durante 7 minutos, con un marcador que reflejaba un 61-63 para los visitantes, pero en ese momento llegaría el primer parcial relevante, y es que los Heat endosaban un 9-0 gracias sobretodo a 2 triples consecutivos de Quentin Richardson (haría 3 triples en el periodo y 11 puntos) que ponía a los locales 70-63 por delante con 3 minutos por jugarse del tercer cuarto, consiguiendo aguantar la ventaja hasta el final de los terceros 12 minutos donde se llegaría con 74-68 en el luminoso, a pesar de que Kobe Bryant con 11 puntos en el periodo parecía resistirse. El último periodo comenzaría con Miami más entonado y consiguiendo la máxima ventaja del partido, 9 puntos (81-72), cuando solamente se habían jugado 2 minutos, pero Lakers conseguía despertarse, y con un 0-7 de parcial poco después conseguían ponerse 83-81 a falta de poco más de 6 minutos para acabar el choque, pero una vez más, Dwyane Wade con 9 puntos en el periodo conducía a los suyos a una nueva cómoda ventaja, 92-84, a 3:40 de expirar el encuentro, lo que no quería decir que Lakers arrojara la toalla, y es que los californianos sacaban lo mejor de si mismos y en menos de 2 minutos lograban un parcial de 2-9 que ponía el partido 94-93 con 1:56 por jugarse, consiguiendo incluso dar la vuelta al marcador, 96-97 a falta de 42 segundos, y con un Kobe Bryant espectacular que anotó 12 puntos en el cuarto final. Pero aun quedaba lo mejor, y es que tras un tiro errado de Kobe Bryant, Quentin Richardson a falta de 11 segundos confirmaba su mejor partido de la temporada con un nuevo triple que ponía a Lakers contra las cuerdas (99-97). El balón final tenía nombre, y este era una vez más el de la Mamba Negra, que una vez más no fallaba, y a falta de 3 segundos Kobe Bryant conseguía igualar el choque con una espectacular canasta en suspensión por encima de un Dwyane Wade que en el tiempo restante fallaría su lanzamiento gracias a la intimidación de Lamar Odom llevando el partido así al tiempo extra con un empate a 99. La prórroga tendría también una gran igualdad, y es que Kobe Bryant anotaba hasta en 3 ocasiones consecutivas, pero todas ellas eran contestadas con canastas de los Heat mostrando así un empate a 105 a falta de 2:30 para el final de los 5 minutos añadidos. Esta vez sería Miami quien conseguía anotar en 2 ocasiones consecutivas, y ambas fueron respondidas por Lakers que ponía la igualdad a 109 con 55 segundos por jugarse. En el siguiente ataque, un Udonis Haslem muy acertado conseguía poner a su equipo 111-109 por delante tras una gran asistencia de Dwyane Wade, y de nuevo la pelota estaba en el tejado de los angelinos para apurar el máximo de tiempo, así primeramente tras el tiempo muerto de Phil Jackson era Jordan Famar quien erraba su tiro, pero un gran rebote ofensivo de Pau Gasol mantenía vivas las esperanzas de Lakers, que iban a parar a las manos de su lider, Kobe Bryant, que tras driblar a su defensor a falta de 18 segundos, encaraba el aro y se llevaba por delante a Jermaine O’Neal en una personal en ataque sin discusión alguna que enterraba las esperanzas de Lakers. Miami solamente se tuvo que dedicar a conservar la ventaja, y con un fiable Carlos Arroyo desde la línea de personal, unido al triple fallado por Kobe Bryant a falta de 11 segundos, daban con la decimosexta derrota de Lakers en la temporada, esta vez por 114-111 y tras un duro choque que puede pasar factura en el resto de gira, además de ser una derrota sin duda dolorosa.
 
En Lakers el equipo jugó muy bien, y hasta 6 hombres lograban ponerse en dobles dígitos en anotación, colaborando así con el gran encuentro de su lider, y es que Kobe Bryant fue el mejor con diferencia, firmando unos espectaculares 39 puntos por encima del 50% de acierto. Derek Fisher por su parte anotó canastas de gran mérito, y aunque acabó expulsado sumó 14 puntos a su equipo. Lamar Odom desde el banquillo obtuvo un doble doble fruto de sus 13 puntos y 11 rebotes, algo que también haría Andrew Bynum con 12 puntos y 10 rebotes. Al español Pau Gasol se le echó en falta un poco más de aportación, a pesar de lo cual finalizaría con 10 puntos y 9 rebotes. Por otro lado Ron Artest esta vez no pudo aportar la defensa de los 3 últimos partidos y esta vez sus rivales anotaron, pero nadie le puede negar aparte de sus 10 puntos que consiguiera una noche más robar 5 balones. Por último, Jordan Farmar que tuvo que jugar minutos muy importantes daría 7 puntos a su equipo, algunos de ellos en los momentos finales, pero toda esta suma de valores sería insuficiente para la victoria final.
 
En Miami el máximo anotador sería su lider Dwyane Wade, que también acabaría con un doble doble, gracias a sus 27 puntos y 14 asistencias, además de 5 rebotes, pero el factor sorpresa del equipo estaría en la figura de Quentin Richardson que firmaba su mejor marca anotadora de la temporada con 25 puntos, muchos de ellos claves en varios tramos del partido, además de aportar 5 rebotes y hacer un impresionante 7 de 11 en lanzamientos de tres puntos. El puertorriqueño Carlos Arroyo tuvo en la calma su punto fuerte en los tramos finales, y por ello consiguió realizar un gran encuentro que acabó con 17 puntos y 5 asistencias. Jermaine O’Neal indispensable en la personal en ataque final, acabó con 13 puntos, y Udonis Haslem desde el banquillo aportaría un importante doble doble de 12 puntos y 11 rebotes. Dorrell Wright también anotó 7 puntos y Michael Beasley por debajo de sus números puso 6 puntos y 5 rebotes en su estadística, además de un espectacular mate sobre Pau Gasol que acabaría por los suelos (ver video).
 
Con esta derrota Lakers pierde un partido clave para empezar la mini gira con buen pie, y más aún de la forma que se ha hecho, con unos jugadores que han tenido que jugar más tiempo del habitual, algo que puede mermar para el próximo encuentro, y perdiendo un partido que ha estado en un puño. Además de ello Lakers confirma un mal record fuera de casa de 9-9 desde el 26 de diciembre, algo que no gusta nada pensando que de los 21 partidos que restan para el final de la liga regular, 13 son fuera del Staples Center, siendo además los 2 siguientes de un gran calibre, primero en casa de unos Charlotte Bobcats que tienen tomada la medida a los angelinos, y después ante unos Orlando Magic que tendran hambre de revancha tras las últimas finales, así que tocará cruzar los dedos.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Un arrollador tercer cuarto da la victoria a Lakers (122-99)

Lunes, 8 de Marzo de 2010

Ron Artest defensa PacersTras la meritoria victoria ante los Nuggets en el último partido, llegaba al Staples Center un equipo de menos entidad como Indiana Pacers, pero que es capaz de lo mejor y de lo peor. En este caso el rival logró aguantar a Lakers hasta la mitad del partido, pero un increible tercer cuarto donde los angelinos ganarían 38-17 gracias a un buen ataque y una espectacular defensa comandada por Ron Artest con 5 robos de balón en dicho periodo, bastó para acabar con el partido y que el último periodo no tuviera historia, dando así una cómoda victoria al equipo local.
 
El primer cuarto fue de contacto, y es que ningún equipo conseguiría una ventaja amplia, siendo la máxima de 5 minutos para los Pacers, 18-23, cuando restaban 2 minutos para el final al que se llegaría con un apretado 27-28 para los visitantes, donde un sorprendente Josh McRoberts había logrado contrarrestar la sangría de Andrew Bynun del primer cuarto, acabando con 9 puntos por 7 del pivot de Lakers hasta el momento. El segundo periodo se puso más serio, y con un inicio de 10-4 para los angelinos, éstos ponían el partido en su sitio, 37-32. Desde ese momento Indiana ya no volvería a tomar la delantera en todo el partido, a pesar de que a 5 minutos del descanso habían recortado la ventaja hasta 1 punto, 45-44, con un Troy Murphy que destacaba con 15 puntos en los segundos 12 minutos, bien secundado por Tj Ford con 7, pero  eso no bastaba, y los locales se iban a la mitad del partido con un 60-54 a su favor, con la dupla All Star tirando del carro, Kobe Bryant y Pau Gasol con 8 puntos cada uno. Tras el descanso, Lakers se convirtió en una máquina de matar, con una defensa asfixiante donde lucía Ron Artest, y con un enorme ataque con 38 puntos en los terceros 12 minutos, el partido dejaba de tener historia. Lakers en este periodo había conseguido llegar a los 2 dígitos de diferencia, 75-65, a falta de 6 minutos para el final del mismo, pero de ahí al final el equipo fue un rodillo, y con un parcial de 23-6 el marcador se ponía en un irremontable 98-71, con Kobe Bryant y Ron Artest como los mejores ofensivamente con 10 y 9 puntos cada uno. El periodo final fue el de los suplentes, y tan solo sirvió para decidir el marcador final que sería de 122-99 para Lakers, en unos últimos 12 minutos donde Danthay Jones destacó con 16 puntos por parte de los Pacers, y Jordan Farmar con 10 puntos hacía lo mismo en el bando californiano.
 
En Lakers el máximo anotador fue una vez más Kobe Bryant, que a pesar de sus malos porcentajes de tiro, 5 de 14, acabó con 24 puntos y 6 asistencias, gracias a la gran cantidad de tiros libres anotados. Desde el banquillo Jordan Farmar contribuyó con 19 puntos, muchos de ellos conseguidos en el innecesario último cuarto, siendo así el segundo mejor anotador del equipo. El juego interior de Lakers también estuvo bien representado, con Andrew Bynum con 16 puntos y 8 rebotes, y el español Pau Gasol con un nuevo doble doble de 14 puntos y 16 rebotes. Desde la suplencia Shannon Brown sumó también al equipo 12 puntos además de 5 rebotes, y Derek Fisher por su parte colaboró con 9 puntos. No obstante la clave de Lakers no estuvo en los nombrados anteriormente, sino en Ron Artest, que a pesar de estar discreto ofensivamente con 11 puntos, logró casi todos en el tercer periodo, además de una gran defensa que le aportó 5 robos de balón, con una gran defensa que por tercera noche consecutiva anulaba a la estrella rival que venía de hacer partidos por encima de los 20 puntos, dejando esta vez a Danny Granger en tan solo 9 y unos malos porcentajes (2 de 9), y es que el extravagante jugador de Lakers, desde que ha empezado a perder kilos, se encuentra en una mejor forma física para parar a los adversarios.
 
En Pacers poco que contar, Troy Murphy fue con 17 puntos el máximo anotador, además de hacer un doble doble con 13 rebotes, e intentó aguantar a su equipo el mayor tiempo que pudo hasta que apareció el rodillo angelino. El segundo que más aportó fue Danthay Jones con 16 puntos, aunque la totalidad de sus puntos fueron anotados en el periodo final, donde la defensa era más generosa. Josh McRoberts fue de lo poco salvable, y desde el banquillo cuajó una gran actuación con 15 puntos y buenos porcentajes, siendo una pieza importante en los primeros cuartos. Brandon Rush y Roy Hibbert desde la titularidad sumaron 12 puntos cada uno, siendo los últimos jugadores en superar la decena. Además de ellos el bien defendido Danny Granger se quedó en unos pobres 9 puntos y 5 asistencias, echándolo su equipo muy en falta, Tj Ford desde el banco hizo 8 puntos y 5 asistencias, y Mike Dunleavy se quedó en 7 puntos y 5 rebotes, siendo todo ello insuficiente para poder lograr una victoria. Destacables no obstante fueron las 10 asistencias de Earl Watson que estuvo negado de cara al aro.
 
Con esta victoria Lakers consigue cargar pilas y moral de cara a una dura mini gira de 3 partidos fuera del Staples Center en 3 canchas muy difíciles de la costa este, como son Miami, Charlotte y Orlando, donde seguro que alguna derrota caerá en el record angelino que por el momento se encuentra en 46-15, siendo el mejor equipo de la conferencia oeste.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Lakers muestra a Denver quién manda en el oeste (95-89)

Jueves, 4 de Marzo de 2010

Lamar Odom vs Denver NuggetsEn el duelo entre los 2 mejores equipos de la conferencia oeste, Lakers pudo demostrar a Denver Nuggets quien manda, después de que los angelinos perdieran los 2 últimos enfrentamientos contra su rival de esta noche, el último de ellos en el Staples Center con un Chauncey Billups que hizo el partido de su vida. El partido fue a cara de perro, y con un Staples Center que vibró con el equipo que vestía de blanco al ser el partido en domingo, logró que los californianos con una gran segunda mitad de choque se llevaran finalmente la victoria, asestando un golpe de autoridad importante.
 
En los comienzos del partido, todo parecía que iba a llevar los derroteros de los últimos partidos que han enfrentado a ambos equipos, y es que Denver Nuggets a mitad del cuarto ya dominaba en el marcador por 10-18, una ventaja que a pesar de los esfuerzos de Ron Artest y Pau Gasol con 8 y 7 puntos respectivamente, no logró rebajarse hasta el final del periodo, que acabó con 21-29 para unos Nuggets que tenían en Chauncey Billups y Carmelo Anthony a sus hombres clave, con 8 y 7 puntos cada uno. Pasados 2 minutos del segundo cuarto, Denver conseguía llegar a los 2 dígitos de ventaja, 23-33, ante unos Lakers que se les hacía imposible la remontada por el momento, llegando los Nuggets a una máxima de 13 puntos de ventaja, 27-40, a algo más de 7 minutos del descanso, y aguantando siempre las diferencias por encima de los 9 puntos, distancia con la que se llegaría a mitad del partido 43-52, en unos 12 minutos bastante igualados aunque sensiblemente dominados por los visitantes. Tras el parón, Lakers salió inspirado, quizá arengados por Phil Jackson en los vestuarios, y consiguieron reducir considerablemente las ventajas de los Nuggets que tan imposibles de reducir se habían hecho, gracias a un parcial de 7-0 que ponía el marcador en 50-52. A pesar de ello, los locales volvieron a caer en los errores, y Denver con un parcial de 3-12 volvía a poner tierra de por medio como si no hubiera pasado nada (53-64). En ese instante Phil Jackson pedía un tiempo muerto, y como si de un dejavú se tratara, los angelinos conseguían nuevamente con un parcial de 11-2 ponerse a tan solo 2 puntos de desventaja, 64-66, a 2 minutos del final del periodo, una diferencia que aguantaría hasta el final de un cuarto que acabaría con 67-70 para los visitantes, con un Derek Fisher que había tirado de los suyos firmando 8 puntos , siendo el mejor de su equipo ofensivamente. Así pues con todo por decidirse todavía, comenzaban unos apretados últimos 12 minutos, donde nada más comenzar, Lakers conseguía igualar el partido, y con un parcial de 15-4 en los primeros 4 minutos, daban totalmente la vuelta al partido, con un electrónico que reflejaba un 82-74 para los angelinos, gracias a la defensa estelar de Ron Artest y a un Lamar Odom que se ponía los galones de su equipo en esos momentos, no obstante esto no mataba a Denver, que de la mano del culpable de la última victoria de Nuggets en Los Angeles, Chauncey Billups, con 8 puntos consecutivos, conseguían nuevamente dar la vuelta al luminoso, y poner un 86-87 a falta de 4 minutos para el final. A falta de 3 minutos el partido se igualaba en su máxima expresión a 89 puntos, aunque hasta el final del partido el desacierto visitante de cara al aro además de la eliminación por faltas de Carmelo Anthony con poco más de 2 minutos por jugarse y con 4 abajo, y el acierto local, hicieron que Lakers consiguiera un parcial de 6-0 que impedía  un final que se decidiera en los últimos segundos, finalizando así el encuentro con un 95-89 que daba mucho crédito a Lakers de cara a su liderazgo en el oeste.
 
Por Lakers el mejor jugador de la noche salió del banquillo, y es que Lamar Odom fue el único en llegar a la veintena, acumulando un doble doble de 20 puntos y 12 rebotes además de colaborar en defensa con 4 robos de balón. Por su parte Ron Artest fue el más completo, dado que ayudó con 17 puntos en ataque, y desquició a Carmelo Anthony con su defensa, gracias a la cual consiguió 6 robos de balón, su máxima de la temporada. El español Pau Gasol finalizó con unas nuevas dobles figuras de 15 puntos y 14 rebotes, además de una importante canasta en los instantes finales. Kobe Bryant que sigue con su dedo índice vendado, estuvo errático en el tiro, con un paupérrimo 3 de 17, pero ayudó en el juego de su equipo con su record de asistencias de la temporada, acabando así con un doble doble de 14 puntos y 12 asistencias aparte de 5 rebotes, además de anotar 4 tiros libres en los minutos finales que dieron la victoria a Lakers. Por último, a pesar de no llegar a la decena, Derek Fisher tuvo una aportación destacada en el tercer periodo con 8 puntos, y Josh Powell logró sujetar a los suyos en el final del segundo cuarto con 6 puntos consecutivos en menos de 5 minutos.
 
Por parte de los Nuggets, el máximo anotador fue Carmelo Anthony con 21 puntos y 5 rebotes, pero la enorme defensa de Ron Artest sobre él le hizo estar más fallón de lo normal, y es que aparte de ser sacado del partido por personales, tuvo 8 pérdidas de balón, su máxima de la temporada, y un bajo 7 de 19 en tiros de campo que no le hizo brillar como debiera. Chauncey Billups por su parte no fue el asesino de la otra vez, y a pesar de acabar con 17 puntos y 5 rebotes, no acabó con un gran porcentaje de tiro (4 de 12 en lanzamientos). Arron Afflalo en cambio hizo un buen partido con 16 puntos y una buena defensa sobre la estrella de Lakers, y el brasileño Nené Hilario también finalizó con unos buenos números y un doble doble de 14 puntos y 11 rebotes. Ningún jugador más consiguió llegar a la decena, pero Kenyon Martin aportó en el rebote con 9 capturas además de sus 6 puntos, y el suplente JR Smith a pesar de sus malos porcentajes de tiro y estando muy por debajo de lo habitual, firmó 7 puntos y 4 robos de balón.
 
Lakers así por fin consigue vencer a Denver en la temporada, pero como dijo Kobe Bryant al final, es un partido más, ante un equipo al que se le tiene mucho respecto desde luego, porque como George Karl comentó, han estado dentro del partido durante los 48 minutos a pesar del nefasto encuentro jugado. Eso si, Lakers tendrá que buscar mejorar en los partidos contra equipos importantes, dado que contra Cleveland, Orlando, Boston, Denver, Dallas y Utah su record es de 6-8 en contra, algo que no dice mucho a favor de los californianos. Ahora pues es hora de enlazar victorias y continuar la racha contra Indiana Pacers en el próximo partido.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Lakers necesitó apretar al final para llevarse el partido (99-90)

Martes, 2 de Marzo de 2010

Pau Gasol vs Philadelphia 76ersTras la última derrota en Dallas, el equipo angelino volvía al Staples Center para enfrentarse a Philadelphia 76ers, en busca de reencontrarse con la victoria de nuevo, y dar así una alegría a su afición, preocupada tras el último choque. El partido fue mucho más duro de los esperado, y es que los Sixers con Allen Iverson ausente por tercer partido consecutivo por la enfermedad de su hija, dieron mucha guerra a unos Lakers que parecían pensar más en su próximo enfrentamiento contra Denver Nuggets, pero finalmente, el equipo californiano forzó la máquina en los compases finales, y tras 23 cambios de lider y 7 empates a lo largo de todo el encuentro consiguieron acabar con una cómoda ventaja que para nada refleja el devenir de los 48 minutos.
 
El partido comenzaba con una gran igualdad, tardando hasta pasados 8 minutos en llegar las primeras distancias a favor de uno de los 2 equipos, cuando Lakers ponía un 19-13 en el marcador, pero como rezó casi todo el partido, los Sixers poco tardaron en empatar, para llegar al final de los primeros 12 minutos con las fuerzas equilibradas (24-25), aunque con Philadelphia por delante gracias al buen hacer de la dupla Samuel Dalembert y Louis Williams con 10 y 7 puntos cada uno. El segundo cuarto sería el más igualado de todos, y es que ningún equipo superó los 4 puntos de ventaja, existiendo durante el periodo constantes cambios de lider y una igualdad que se reflejaba al descanso, ya que ambos equipos habían anotado 26 puntos y habían dejado el luminoso en 50-51 para los visitantes, a pesar de que Pau Gasol con 13 puntos había buscado romper la supuesta tregua existente. Tras el parón todo continuó igual, aunque esta vez Lakers a falta de 2 minutos y medio para el final del cuarto conseguía llevar su ventaja hasta los 5 puntos (70-65), algo que lograba mantener hasta el final del tercer periodo que acabó con 74-69 para los locales, donde el protagonismo lo tenían la pareja formada por Kobe Bryant y Andrew Bynum con 8 y 7 puntos respectivamente y que tomaban el relevo del jugador español como líderes del equipo. El cuarto del desenlace comenzó con los Sixers poniendose a 1 punto de desventaja en los primeros 2 minutos, pero Lakers de nuevo cogía aire llevándo esta vez la diferencia hasta los 7 puntos, 85-78, a poco menos de 7 minutos para el final, pero una vez más el equipo de Philadelphia conseguiría remontar, y ponerse a tan solo 2 puntos, 87-85, cuando restaban 5 minutos de partido. El partido iba a tirones, y a pesar de que la distancia había ido de nuevo hasta los 5 de diferencia, a falta de 3:40 el electrónico mostraba un escaso 90-87 favorable a los californianos. Justo en ese momento llegó el arreón final, Lakers se puso a pensar en el presente, y apretando con todas sus naves en el tiempo restante y un juego en equipo, conseguían con un parcial de 8-1 llevar la diferencia por primera vez hasta la decena, 98-88, con solo 42 segundos por jugarse, dando como acabado un partido que finalizaría con el 99-90 que no refleja la igualdad que había existido durante todo el choque.
 
Esta vez el secreto de Lakers estuvo en el juego interior, con Pau Gasol como máximo anotador con 23 puntos que fueron acompañados por 11 rebotes, además de 5 asistencias, para conseguir un nuevo doble doble en la temporada, algo que hizo igualmente su compañero en la zona Andrew Bynum, que acabaría con 20 puntos y 13 rebotes, superando ambos la veintena y decena de puntos y rebotes, guarismos soñados por todo pivot antes de comenzar un encuentro. Kobe Bryant por su parte sumó 19 puntos y 8 asistencias, diciendose sentir mejor de sus problemas de tobillo y lumbares, aunque no esté en los números que acostumbra a hacer cuando está al 100%. A parte de estos titulares, desde el banquillo un par de hombres colaboraron llegando hasta la decena de puntos, el primero de ellos Lamar Odom, que está a un gran nivel, y que firmó 11 puntos y 9 rebotes, y por otro lado Jordan Farmar que anotó 10 puntos importantes para la victoria final. Del resto solamente Derek Fisher con 7 puntos y 5 asistencias, logró echar una mano significativa al equipo en el aspecto ofensivo.
 
Por parte de los Sixers, tuvieron en el jugador de Haití, Samuel Dalembert, a su mejor hombre, que haría uno de los mejores partidos de su carrera, igualando la mejor marca anotadora personal de siempre, y superando la máxima de esta temporada, para acabar con un magnífico doble doble fruto de sus 24 puntos y 11 rebotes. Louis Williams, con un gran primer cuarto, hizo olvidar en parte a “The Answer”, realizando 16 puntos y dando 7 asistencias a sus compañeros. Por su parte Andre Iguodala hizo un completo partido, y tocó con los dedos el triple doble, ya que lograría 13 puntos, 9 rebotes y 10 asistencias, jugando más en equipo que individualmente. El último hombre en llegar a la decena fue Thaddeus Young que desde el banquillo aportó 13 puntos además de 5 rebotes. Para acabar, el rookie Jrue Holiday y el atleta Rodney Carney ayudaron con 8 puntos cada uno, a la postre insuficientes para la victoria final, y es que jugadores como Elton Brand, en 30 minutos solo consiguieron 2 puntos y 4 rebotes, en un partido para olvidar ya que su rol tendría que ser de un hombre referencia.
 
Esta victoria desde luego es la mejor forma de hacer crecer la confianza del equipo, sobretodo por conseguir la victoria en el momento que se apretaron los dientes, y así poder llegar mentalmente de la mejor forma posible para el siguiente duro enfrentamiento contra los Denver Nuggets, que le tienen bastante tomada la medida a Lakers este año además de ser el conjunto que persigue a los californianos en la conferencia, y que esta vez en el Staples Center se buscará que conozcan antes de play-offs lo que es perder este año contra los angelinos.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS

Los renovados Mavs ganan a Lakers con los de siempre (101-96)

Domingo, 28 de Febrero de 2010

Nowitzki vs LakersTras la vuelta de Kobe Bryant a las canchas en el último partido donde Lakers había vuelto a la senda de la victoria con la plantilla al completo, los angelinos visitaban la pista de uno de los rivales más duros de la conferencia, los Dallas Mavericks, llenos de caras nuevas tras el cierre del mercado de traspasos, gracias a lo que se han hecho más poderosos, aunque el más importante de ellos, Caron Butler, no podría jugar finalmente por lesión, al igual que Erick Dampier. Finalmente, tras un duro partido, Lakers perdió, y los de siempre del equipo de Texas, fueron los máximos culpables de esta derrota, un trio formado por Dirk Notiwzki, Jason Terry y Jason Kidd, que hicieron las delicias de su público e hicieron morder el polvo a unos Lakers que habían llegado cargados de moral.
 
El comienzo del partido fue lo más igualado posible, empates constantes y cambios de lider en el marcador (al final del choque serían 8 los empates y 24 los cambios de lider) dentro de un juego donde un equipo contestaba al otro impidiendo ventajas de más de 2 puntos, aunque la ventaja al final de estos primeros 12 minutos fuera la máxima para uno de los 2, esta vez 20-23 favorable a los californianos, que habían tenido en Andrew Bynum con 8 puntos a su mejor hombre. En el segundo periodo la igualdad siguió igual, aunque Lakers iba por delante, Dallas no dejaba que se despegaran en el marcador, hasta que a falta de 3 minutos para el descanso, los angelinos con un parcial de 0-10 ponían por primera vez tierra de por medio, 39-48, gracias sobretodo a un Lamar Odom muy parcitipativo con 9 puntos, no obstante, antes de la mitad del encuentro, los Mavericks comandados en el cuarto por el alemán Dirk Nowitzki y Jason Terry, con 8 y 14 puntos respectivamente, se pusieron las pilas, y en los 3 minutos restantes, endosaron un parcial de 10-2, que situaba el marcador en un apretado 49-50 al final de los primeros 24 minutos, una igualdad que había sido la tónica habitual durante lo que se llevaba de choque. Esta vez, en el arranque, las primeras diferencias irían del lado de Dallas, pero nuevamente estas se esfumarían y volverían los empates y cambios de lider en el marcador que tanto habían aparecido en el encuentro, llegando al final del tercer periodo con un ajustado 74-72 gracias a un triple de Jason Kidd en el último segundo, unos terceros 12 minutos donde Shawn Marion y Kobe Bryant habían tenido su particular cara a cara, con 8 puntos cada uno. Llegaba el cuarto final, y la igualdad seguía presidiendo el encuentro, dado que a falta de 6 minutos el electrónico reflejaba un parejo 84-82, no obstante, en el siguiente minuto, un mejor juego de los Mavericks les hacían despegar su ventaja hasta los 6, 90-84, algo importante dadas las cortas ventajas a lo largo de todo el choque. Lakers intentó reaccionar, pero Mavs dio una vuelta de rosca más gracias a su acierto de la mano nuevamente de Dirk Nowitzki y Jason Terry (13 y 9 puntos respectivamente en el cuarto), y ponían una ventaja reseñable, 95-86, a 2 minutos del final. Con el partido casi muerto, los angelinos gracias sobretodo a Lamar Odom ponían un parcial de 2-8 que les acercaba a un triple a falta de 58 segundos, 97-94. Dallas fallaba su ataque, y la posesión la tenía Lakers, que a falta de 25 segundos buscaron de nuevo el milagroso triple de Kobe Bryant que pusiera las tablas en el luminoso. Esta vez la canasta no llegaría, dado que el lider angelino erraría su intento de tres, dando el partido a los Mavericks, que tras el intercambio de personales acarabían con 101-96 a su favor, una ventaja algo más holgada de lo que la realidad había reflejado.
 
En Lakers, esta vez su mejor hombre llegó desde el banquillo, y Lamar Odom estuvo excelso, tirando del carro hasta en el final del encuentro, aunque su esfuerzo, de 21 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias, fuera insuficiente. Kobe Bryant no estuvo fino como siempre, aunque una vez más estuvo por debajo de sus números contra los Mavericks que parecen tenerle tomada la medida (16 puntos de media con un 40% de acierto), pero realmente no está al 100% todavía, aunque eso si, acabó con 20 puntos y 5 rebotes, aunque unos porcentajes de tiro flojos, dado que necesitó 23 lanzamientos para llegar a estos baremos. Andrew Bynum con su doble doble fue el hombre que más daño hizo en la pintura, sobretodo en el primer cuarto, gracias a sus 10 puntos y 11 rebotes, algo que en esta ocasión no supo hacer el español Pau Gasol, que acabó con 11 puntos, pero sólo 6 rebotes. Ron Artest, desaparecido en el último encuentro, colaboró con 13 puntos, y Derek Fisher hizo un buen partido con 14 puntos y 5 asistencias. A pesar de la aportación de todos los titulares más un suplente, el equipo echó en falta más aportación de alguna de sus piezas clave, a la vez de que más gente de la rotación pudiera sumar al equipo, a pesar de que solamente 8 jugadores jugaron en los 48 minutos.
 
Por parte de los Mavericks, los viejos rockeros de siempre fueron los más destacados, a pesar de todas las caras nuevas, y es que Dirk Nowitzki hizo un partido espectacular, con 31 puntos y 9 rebotes, y tuvo en Jason Terry a su mejor guardaespaldas, metiendo desde el banquillo unos impresionantes 30 puntos. El tercer clásico habitual, Jason Kidd, fue el tercer máximo anotador de su equipo, y rozó el triple doble una vez más, con 14 puntos, 13 asistencias y 7 rebotes. Por su parte, uno de los nuevos, Brendan Haywood, supo aguantar la fuerza de Lakers en la zona, y es que además de sus 11 puntos y 9 rebotes, puso 5 tapones, sembrando el pánico cerca del aro. Por último, Shawn Marion gracias a su gran tercer cuarto, finalizó con 10 puntos y 7 rebotes, no hacienfo así falta la colaboración de más hombres de banquillo para conseguir la victoria final.
 
Esta derrota es un paso atrás, dadas las circunstancias de que el rival no disponía de 2 hombres importantes, pero también hay que decir que es uno de los huesos de la liga, y perder el partido entraba dentro de las posibilidades, más aun jugándose en el American Airlines Center. No obstante, el equipo está obligado a despertar, y a volver a intentar conseguir una racha de victorias, empezando en el Staples Center con los Philadelphia 76ers, que les hagan cargarse de moral y acercarse de la mejor forma posible de cara a play-offs, además de buscar el primer puesto de la NBA, que daría el factor pista a favor en todas las eliminatorias.

Compartir:

  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Digg
  • Wikio
  • Reddit
  • BarraPunto
  • Mixx
  • del.icio.us
  • Technorati
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS